phone

contacto@icaria.mx

📞 221 102 2196 - 221 425 3259

Anexos en Puebla

En México, la producción y el consumo de bebidas alcohólicas es parte de nuestras tradiciones y nuestra cultura desde tiempos ancestrales. En el México prehispánico, el pulque, bebida alcohólica obtenida de la fermentación del aguamiel de ciertos magueyes, tenía ciertas restricciones para su consumo, solo podían consumirlo los adultos mayores de 60 años que hubieran cumplido con sus obligaciones con su comunidad, los jóvenes que fueran sorprendidos consumiéndolo eran amonestados y castigados rapándoles la cabeza y si reincidían la pena podía ser la muerte provocada por asfixia o golpes.

Esto constituye el antecedente de los lugares conocidos como anexos en Puebla que aparecieron en todo México para tratar de ser una opción de rehabilitación para personas con problemas de alcoholismo y adicción a otras drogas, y que tomaron el nombre de anexo por localizarse de manera anexa a los grupos de Ayuda Mutua de los Doce pasos de Alcohólicos Anónimos. Aunque esta organización no reconoce la manera en que operan dichos establecimientos, pues es frecuente escuchar quejas o denuncias de maltratos y violaciones a los derechos humanos de los internos a quienes coloquialmente se les llama «anexados».

Los primeros anexos en Puebla aparecieron en la década de los ochenta cuando el consumo de alcohol entre la población se incrementó, derivado de las crisis económicas recurrentes del país, a tal grado de convertirse en un grave problema de salud pública, pues a los costos económicos del sector salud para atender a las personas que padecen la enfermedad del alcoholismo y sus complicaciones como encefalopatías, insuficiencia hepática y renal y lesiones por accidentes de tránsito vehicular, laborales y en riñas, se sumaron las consecuencias sociales, como la desintegración familiar, pobreza extrema, maltrato infantil, violencia de género, adicción a otras drogas y deserción escolar y migración a los Estados Unidos.

Anexos en Puebla

Visión de los anexos en la modernidad

Inicialmente los anexos en Puebla solo brindaban ayuda a personas con problemas de alcoholismo, pero en la medida que el consumo de otras drogas ilegales como la marihuana, la cocaína, la heroína, sustancias inhalables y en los últimos años las metanfetaminas, mejor conocidas como «cristal» o «crónico», las familias, sobre todo de estratos económicos más bajos, comenzaron a buscar ayuda para sus familiares en estos anexos llegando a constituir la mayor parte de la población de estos, en comparación con los enfermos alcohólicos.

La enfermedad del alcoholismo y adicción a otras drogas solo es posible si se logra la abstinencia, que puntualmente consiste en dejar de consumir alcohol o cualquier droga para poder iniciar un proceso de rehabilitación física, mental, emocional y espiritual.

Generalmente los anexos tienen limitaciones para brindar un programa integral de rehabilitación de alcoholismo y adicciones porque operan con pocos recursos tanto económicos, infraestructura, como personal debidamente capacitado, por lo que es común que solo puedan brindar contención a los «anexados» pues solo de esta manera no pueden tener acceso y oportunidad de consumo de sustancias.

Una persona portadora de la enfermedad del alcoholismo y/o adicción está incapacitada para tomar decisiones conscientes y correctas, por lo que se establece en un estado permanente de negación de su enfermedad y, por tanto, difícilmente aceptará ayuda y mucho menos la pedirá.

Está incapacitado para ejercer su voluntad convirtiéndose en un esclavo del alcohol o las drogas, lo que lo lleva a realizar conductas aberrantes en contra de sí mismo, perjudicando también a las personas que lo rodean en su familia, trabajo, escuela, etc. Generalmente son los familiares (padres, esposa, hijos) quienes tienen que buscar ayuda en una Clínica de Rehabilitación de adicciones o anexos en Puebla y muchas otras ciudades y tomar la decisión de «anexar» a su familiar alcohólico o adicto en contra de su voluntad.

Cuando la familia decide ingresar a su enfermo alcohólico o adicto a un anexo, generalmente se convierte en una mala experiencia para el enfermo y las probabilidades de recaída cuando este salga, serán altas, y dificulta la aceptación de la ayuda en intervenciones posteriores.

Las opciones de tratamiento de rehabilitación para el alcoholismo y adicciones en Puebla son muchas, y es importante obtener información de los tratamientos que se ofrecen en anexos y clínicas de rehabilitación que ofrecen este servicio.

En ICARIA, Psicoterapia y Rehabilitación de Adicciones, nos hemos preparado para atender personas que padecen la enfermedad del alcoholismo y adicción rehabilitando familias. Estamos conformados por un equipo multidisciplinario que se conforma por profesionales del área de salud, prevención, tratamiento y control de adicciones. Entendemos que las adicciones son una enfermedad que puede tratarse de manera exitosa cuando se atienden las causas.

Ayudamos a la familia y al paciente, pues el tratamiento debe cubrir su ambiente más cercano, al ser un factor importante para su rehabilitación. En ICARIA estamos plenamente seguros de que una familia sana sabe amar y ayudar a sus integrantes y nosotros generamos calidad de vida con calidez humana puedes confiar en nosotros. ¡Acércate a nosotros!

Contamos con instalaciones dignas, que te permitirán tener la mejor de las estadías durante el tiempo que dure tu tratamiento en alcoholismo, drogadicción, codependencia y TCA. Para conocer más de nuestros servicios y recibir ayuda para ti o algún familiar, puedes comunicarte con nosotros vía telefónica al (221) 102 2196 y (221) 425 3259, por correo electrónico a contacto@icaria.mx o puedes visitarnos en Calle 3 Sur #501, San Andresito, 72810, San Andrés Cholula, Puebla, México.

Abrir chat
¿Necesitas Ayuda...?
Hola👋
Si tienes alguna duda, pregúntanos. Te responderemos por Whatsapp.