phone

contacto@icaria.mx

📞 221 425 3259 - 221 102 2196 - 222 189 5867

centros de rehabilitación en puebla

¿Por qué tratar lo antes posible la adicción al cristal?

Las metanfetaminas, conocidas también como cristal, son consideradas como drogas duras, es decir que son extremadamente adictivas, por lo que muchas personas se vuelven dependientes desde la primera vez que las prueban. Atender las adicciones por esta y otras drogas es muy importante, ya que, de no hacerlo, la calidad de vida se irá viendo mermada poco a poco hasta dejarlos en la ruina. Acudir a centros de rehabilitación para drogadictos en Puebla es la mejor solución porque en estos espacios hay equipos multidisciplinarios que pueden tratar las adicciones de la mejor manera posible.

Las metanfetaminas son un tipo de droga que se administra al inhalar, fumar o inyectar. Cuando alguien consume cristal, lo que hace es que de inmediato siente el impacto en su sistema nervioso central, ya que lo sobre estimula, causando sensaciones de aumento de energía, un estado de alerta constante y una disminución del apetito. Prácticamente desempeña el papel de neurotransmisores en el cerebro, por lo que envía señales constantes al sistema nervioso central.

¿Qué tan dañinas son las metanfetaminas?

El cristal es una droga altamente adictiva y las personas que la usan necesitan atención en clínicas de rehabilitación en Puebla. Su consumo está asociado con daños corporales graves y las personas pueden comportarse agresivamente y perder la noción de sensatez, por lo que incluso llegan a desconocer a los miembros de su familia.

Asimismo, se pueden presentar daños en el cerebro y el corazón, lo que puede llevar a la muerte. Debido a que es una sustancia a la cual es muy fácil volverse dependientes, el consumo de esta droga se ha convertido en un problema de salud pública, ya que inclusive hay trabajadores de fábricas y de maquiladoras que consumen esta droga para tener un mejor rendimiento en el trabajo.

¿Qué es la metanfetamina?

Es una droga extremadamente adictiva que deriva de un fármaco sintetizado; no se produce de forma natural, sino en laboratorios clandestinos. A las personas que fabrican estas drogas se les denomina cocineros, quienes utilizan diferentes artículos y elementos que se pueden comprar en la farmacia minorista y que son de venta libre, pero que combinados, producen subproductos que son tóxicos para la salud altamente adictivos.

Las personas que son dependientes del cristal pueden morirse de hambre involuntariamente, esto debido a la pérdida de apetito que genera la droga; a medida que esto sucede, el cuerpo de las personas comienza a utilizar los músculos para compensar la deficiencia de nutrientes. Esto hace que, en pocas semanas, la persona dependiente pierda la vida.

La pérdida excesiva de peso es uno de los principales indicadores de que una persona tiene problemas de adicción, así que, si notan que su familiar pierde peso excesivamente, entonces es momento de analizar sus hábitos y en caso de que detecten que tiene problemas de dependencia, llevarlo a centros de rehabilitación para drogadictos en Puebla para que lo atiendan de inmediato.

Cabe señalar que los efectos psicológicos causados por la adicción al cristal son más aterradores que los efectos físicos, ya que muchos adictos se vuelven completamente paranoicos y comenzar a tener alucinaciones; además, tienen delirio de persecución, por lo que incluso pueden llegar a pensar que los están rastreando para hacerles daño. La metanfetamina ha sido causante de muchos casos de violencia porque los dependientes no se dan cuenta de lo que están haciendo, pues se encuentran bajo el influjo de una sustancia adictiva y nociva para la salud.

¿Qué hacer si un ser querido consume cristal?

Lo primero que deben pensar es llevarlos a una clínica de adicciones Puebla, ya que ahí les brindarán un tratamiento adecuado para superar este problema. Es importante que busquen la manera en cómo pueden ayudar a su ser querido, ya que, de no hacerlo, puede llegar a perder la vida. Algunas recomendaciones son:

  • Aprendan acerca del cristal o las metanfetaminas.
  • Busquen la ayuda de profesionales especializados en tratamientos para las adicciones.
  • No confronten a una persona dependiente cuando se encuentra bajo el influjo de las drogas, ya que esto puede ocasionar serios problemas.
  • Brinden los cuidados personales que sean necesarios, ya que el amor es un elemento importante.

Lo más sensato que pueden hacer es llevarlos a uno de los mejores centros de rehabilitación para drogadictos en Puebla: Icaria, donde contamos con expertos que ofrecen terapias individuales, grupales y familiares, actividades recreativas y de meditación. Tenemos un tratamiento de cinco semanas en donde lo que queremos es que el paciente pueda volver a tener una vida. Para conocer más información, escriban al correo electrónico contacto@icaria.mx, hablen a los teléfonos (221) 102 2196 y (221) 425 3259 o visítennos en  Calle 3 Sur #501, 72810, San Andrés Cholula, Puebla, México.

Deja un comentario