phone

contacto@icaria.mx

📞 221 425 3259 - 221 102 2196 - 222 189 5867

Alcohólicos Anónimos Puebla

¿Es posible prevenir la recaída en el consumo de alcohol?

Las recaídas en el consumo de drogas y alcohol son frecuentes si un programa de rehabilitación  no es integral y no incluye plan de mantenimiento y prevención de recaídas; para solucionar las adicciones existen varias alternativas, sin embargo lo más recomendable es acudir a alguna de las clínicas de rehabilitación en Puebla, como Clínica Icaria, pues nuestros profesionales tienen experiencia y herramientas para que después de un periodo de abstinencia y un tratamiento personalizado, el paciente no regrese a los comportamientos adictivos y dependientes de sustancias o alcohol.

En Icaria tenemos un programa integral en donde ponemos atención a las áreas de salud física, mental, emocional y espiritual. Orientamos al paciente para que desarrolle nuevas habilidades, destrezas y se fortalezca para poder reintegrarse a la sociedad.

¿Qué es una recaída?

La recaída es cuando un adicto en recuperación vuelve a consumir una sustancia dañina, ya sea la misma por la que fue tratado inicialmente u otra. Lo ideal, es que acuda a alguno de los  centros de rehabilitación en Puebla para recibir apoyo continuo y controlar las recaídas; de lo contrario, es común que tras un intento de dejar de consumir alcohol o drogas, la persona vuelva a consumir; quizá sea por un lapso corto para después retornar a su recuperación o una recaída donde se requiera la intervención de su círculo social. Esto puede volverse recurrente y entrar en un ciclo de recaída y abstinencia, lo que en realidad mantiene a las personas dentro de una conducta adictiva.

Por otra parte, es necesario entender que las recaídas son más comunes de lo que se piensa. En muchas ocasiones, las recaídas suelen tumbar el ánimo de las personas, pues lo perciben como un fracaso en su proceso de recuperación; sin embargo, es necesario que no se vea como tal, ya que para llegar a la recuperación sin duda habrá que atravesar por momentos complicados o recaídas, pero todo esto es parte del proceso y se va aprendiendo poco a poco hasta llegar el momento en que las recaídas se superan.

Estadísticamente, es poco común que las personas logren llegar al final de la recuperación sin tener algunos tropezones, es irreal pensar que así sucede. Por eso mismo, para que pueda tenerse un mejor control, entendimiento y gestión de todo este camino, es necesario estar en manos de profesionales que sigan los preceptos de apoyo a las adicciones, como Psicoterapia de mantenimiento  y prevención de recaídas que encontrará en Clínica Icaria o el programa de los doce pasos de alcohólicos anónimos Puebla.

Aunque tener recaídas no sea extraño, no quiere decir que se deba dejar pasar; al contrario, hay que poner mucha atención para que no se conviertan en una excusa para no continuar el proceso de recuperación.

Previniendo las recaídas

Las recaídas son más comunes cuando las personas comienzan un proceso de recuperación por cuenta propia. Por eso lo mejor es ingresar a un centro de rehabilitación en donde expertos en el tema puedan poner atención al proceso y a través de sus métodos el paciente pueda entender su situación e ir recuperándose.

Cada clínica tendrá sus propios procesos, terapias individuales o grupales. Lo importante es que se enfoque en entender qué aspectos son los desencadenantes del comportamiento adictivo y reconocer las señales que provocan las recaídas. Cuando se va entendiendo la dinámica adictiva, es más sencillo poder crear estrategias que ayuden a prevenir las recaídas.

Cada persona tendrá desencadenantes diferentes debido a su contexto e historia de vida, pero detectar aquellos pensamientos o comportamientos que terminarán provocando el consumo y las recaídas es esencial.

Asimismo, durante la recuperación es normal tener ganas de volver a consumir, no se trata de un fracaso, es común. Cuando se está en un proceso de recuperación es necesario que, al sentir el deseo de consumir, también se entienda los desencadenantes que lo generaron.

Es importante que la persona tome consciencia de que es necesario un cambio en el estilo de vida, esto implica que no debe frecuentar aquellas amistades con las que solía tomar alcohol o cualquier otra sustancia; ya que se está poniendo en peligro y será sencillo recaer si continúa viendo a personas que consumen alcohol. De igual forma, se recomienda incorporar actividades recreativas saludables, como ejercicio, aprender nuevas habilidades o tener hobbies.

Es posible prevenir recaídas siempre que se cuente con apoyo; lo mejor es que sean profesionales, una clínica con un equipo integral en donde se vea todos los aspectos que interfieren en la vida de una persona. Tener una visión general da la posibilidad de encontrar soluciones, de entender por qué y crear estrategias de prevención.

En clínicas de rehabilitación en Puebla, como Clínica Icaria, encuentra especialistas comprometidos en dar atención a los pacientes aplicando medidas médicas y  técnicas psicológicas de vanguardia, siempre con un enfoque humanista. Hable a los teléfonos (221) 102 2196 y (221) 425 3259 o escriba al correo electrónico contacto@icaria.mx para más información de nuestros servicios y tratamientos. Nos ubicamos en Calle 3 Sur #501, San Andrés Cholula, 72810, Puebla, México.

Deja un comentario